Qué el espíritu navideño nos colme de esperanza