El debut de Twitter: tras el fiasco de Facebook, saldría a bolsa en el NYSE en lugar del Nasdaq

noviembre 12, 2013

0

Por Martín Burbridge
Twitter haría su oferta pública inicial de acciones en la bolsa de Nueva York en lugar del Nasdaq, el mercado tradicional para las punto com. Esta noticia, publicada así, en el formato habitual de 140 caracteres de la célebre red social, está generando mucho más ruido en los mercados financieros del que hoy se merece. Porque hace rato que se perdió la especificidad de las principales bolsas de EEUU, cuando el Nasdaq era “el” mercado de las empresas tecnológicas y el NYSE se concentraba en las compañías llamadas tradicionales.
Hoy, ambas bolsas son rivales y ya no son tan claras las diferencias en el perfil de las empresas listadas, como sí lo fue hasta el estallido de la burbuja punto com, ocurrido en el año 2000. Es decir que si Twitter decide hacer su lanzamiento en el NYSE en lugar del Nasdaq no debería causar el mismo impacto que si esto hubiera sucedido hace una década atrás. En realidad, la noticia sorprende a medias a los analistas especializados en compañías tecnológicas, ya que el Nasdaq había quedado bastante tocado tras la salida a bolsa de Facebook, la red social más reconocida en el mundo junto con Twitter.
El 18 de mayo de 2012, la empresa creada por Mark Zuckerberg decidió presentarse en sociedad en el Nasdaq, lo que se recuerda como una de los peores IPO de la historia de ese mercado. Ese día, las cosas anduvieron bastante mal porque la operatoria estuvo detenida durante media hora a raíz de un fallo técnico. Una vez que se restableció el sistema, los fallos siguieron sucediendo durante la jornada, impidiendo que se concretaran varias órdenes de compra y venta o que numerosos operadores supieran a ciencia cierta si su orden había sido ejecutada. El costo de los errores informáticos fue valuado en unos u$s 500 millones, que además implicaron una multa para la sociedad que administra el Nasdaq por u$s 10 millones.
Además, el precio de salida de la acción de Facebook (u$s 38) fue fijado en un nivel demasiado elevado, lo que provocó que en los días subsiguientes, éste comenzara a caer, hasta perder casi la mitad de su valor tres meses más tarde. Sin embargo, el dinero recaudado en esa salida a bolsa (u$s 16.000 millones) la convirtió en la tercera más grande de la historia de EEUU, por detrás de General Motors y VISA y hoy la acción cotiza en u$s 50, un 31% por encima de su precio inicial.

Aprender de los errores
Si bien todavía son rumores, Bloomberg se encargó de ventilar las intenciones de Twitter sobre el cambio de recinto bursátil. Lo que sí se sabe es que la compañía ya presentó su solicitud ante la Securities and Exchange Commission (SEC), el organismo que regula los mercados financieros en EEUU.
De acuerdo con los analistas, la salida a bolsa de la red social se haría en un precio por acción cercano a entre u$s28 y u$s30, con un valor total de u$s1.500 millones, lo que da la pauta de que se trataría de una oferta inicial mediana, para los valores que maneja históricamente el NYSE. Sin embargo, desde el punto de vista de la imagen, que una de las dos redes sociales más grandes del mundo elija a la bolsa de Nueva York como lugar donde cotizar es un espaldarazo que le permite al NYSE ganar varios puntos frente a sus competidores del Nasdaq.
Para la bolsa de Nueva York, administrada hoy por el grupo NYSE-Euronext, plataforma financiera que incluye además a los mercados de Frankfurt, París, Amsterdam, Bruselas y Lisboa, también es una buena noticia porque le permitirá generar ingresos por la salida a bolsa de otra compañía más y sigue poniendo la lupa en el fallo de la salida de Facebook, mancha que el Nasdaq aún no se puede quitar de encima del todo (en el NYSE también han habido fallos, pero ninguno tuvo la repercusión del de Facebook).

Cada vez más parecidos
Asimismo, la salida de Twitter vuelve a mostrar que la competencia entre el NYSE y el Nasdaq es cada vez más intensa, entre dos mercados que se asemejan más y más. Si antes el Nasdaq era la bolsa electrónica por excelencia y el NYSE seguía con su recinto con operadores de carne y hueso, hoy eso ya no existe y todo se hace de manera electrónica (el precio de esta modernización ha sido tener que sufrir los cada vez más frecuentes fallos por el trading de alta frecuencia, dirigido por supercomputadoras que envían enormes cantidades de órdenes de compra y venta a muy corto plazo).
Por otra parte, la competencia entre ambos recintos se exacerbó a partir de 2003 cuando la SEC facilitó el cambio de bolsa a las compañías cotizantes. Como el Nasdaq era más barato para cotizar (en términos de oferta inicial y de costos operativos), varias empresas se mudaron a la bolsa tecnológica, pero hoy las cosas son mucho más parejas que hace 10 años atrás. De hecho, el año pasado ambos mercados se repartieron el mercado de ofertas iniciales de compañías tecnológicas.
Para Twitter estaría pesando la experiencia de Facebook, pero también la de LinkedIn, red social para profesionales, que hizo su IPO en el NYSE en 2011 y que desde su salida a bolsa el valor de su acción pasó de u$s 45 a casi u$s 250. Además, la bolsa de Nueva York puede mostrar a su favor sus más de 200 años de experiencia, contra los del Nasdaq (fue fundado en 1971), algo que le permite ser más reconocido a nivel internacional. Justo la imagen de marca global que ha sabido desarrollar Twitter.
EL CRONISTA

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores