Manu Ginóbili es el escolta más veterano en jugar los playoffs de la NBA

abril 13, 2018

0

Recibió la pelota en el eje de la cancha, vio luz entre la defensa abierta y se mandó hacia la llave nomás. Picó con el pie izquierdo, saltó sobre el derecho, inclinó la cabeza para que JaKarr Sampson (Sacramento) no se la arrancara de cuajo con su potente brazo derecho y clavó una de esas volcadas que quedará para la historia. Porque comenzó a definir la clasificación de los Spurs a los playoffs de la NBA y porque en la noche del lunes pasado, con esa acción espectacular, Emanuel Ginóbili demostró que viejo es el viento… y todavía sopla.
Como en la noche de este miércoles se definirá en qué puesto quedará San Antonio en la Conferencia Oeste y, por ende, con qué equipo se cruzará en la primera ronda de la postemporada, aún no se sabe si Manu debutará el sábado o el domingo en la fase de mayor adrenalina de la temporada.
Más allá de esa incertidumbre, hay una certeza: cuando entre a la cancha, con 40 años y 260 o 261 días de vida, se convertirá en el escolta de mayor edad en jugar un partido de playoffs en la historia de la NBA.

Puede parecer una estadística más y hasta estúpida, teniendo en cuenta sus cuatro anillos, el liderazgo en el plantel, el respeto de sus pares y su carácter de leyenda deportiva. Pero en verdad resulta asombroso que en su 16° temporada en la NBA, Ginóbili llegue a su edad con semejante vitalidad en un puesto como el de escolta, proclive a las defensas duras de los gigantes, a cambios de ritmo con las piernas para penetrar hacia el aro y a movimientos elásticos para ganar espacio para sus lanzamientos. Pero Manu lo hizo.
El bahiense es el noveno jugador más veterano en disputar los playoffs de la NBA. Ningún otro escolta pudo hacerlo a su edad, queda dicho. Y el único perimetral que lo logró a una mayor edad que la del argentino fue el base John Stockton. Aquel fantasista de la pelota jugó su último partido para Utah, su único equipo, a los 41 años y 35 días, el 30 de abril de 2003, cuando los Jazz perdieron 111-91 en el quinto partido de la primera ronda ante Sacramento.
Los otros siete basquetbolistas que compitieron en los playoffs de la NBA a una mayor edad que la de Ginóbili fueron ala pivotes o pivotes, con desplazamientos totalmente distintos a los de un flaco de 1,98 y 93 kilos, dispuesto a chocar contra quien se le pusiera adelante durante la mayor parte de su carrera.
La lista la encabeza el mítico Robert Parish, quien el 11 de mayo de 1997 jugó 8 minutos en la victoria de Chicago sobre Atlanta por 89-80, por la semifinal de la Conferencia Este. Tenía 43 años y 254 días y por más que no entró en el resto del camino hacia el título, se convirtió en el campeón de mayor edad en la NBA al ser partícipe del quinto anillo de los Bulls de Michael Jordan. Ya tenía asegurado su lugar en la historia por haber integrado los legendarios Boston Celtics tricampeones en 1981, 1984 y 1986.
Otros dos pivotes siguen como los más veteranos en jugar playoffs en la liga estadounidense: Dikembe Mutombo y Kareem-Abdul Jabbar. El nacido en la República Democrática del Congo se despidió de la NBA el 21 de abril de 2009, a los 42 años y 300 días, edad con la que jugó 1m40 en la derrota de Houston ante Portland por 107-103, en el segundo partido de la primera ronda del Oeste, que los Rockets ganarían 4-2.
A su vez, el creador del “Sky Hook” (“Gancho del Cielo”) se despidió el 13 de junio de 1989, a los 42 años y 58 días, cuando Detroit Pistons barrió 4-0 en la final a Los Ángeles Lakers, franquicia con la que Kareem conquistó cinco títulos (1980, 1982, 1985, 1987 y 1988), luego de su primer campeonato con Milwaukee en 1971.
Un ex compañero de Manu en su temporada debut, que culminó con el título en 2003 para San Antonio, es el cuarto jugador más veterano en competir en los playoffs de la NBA. Es que Kevin Willis entró a disputar su último partido el 15 de mayo de 2004, en el sexto y decisivo juego en el que Los Angeles Lakers derrotaron 88-76 a los Spurs y los eliminaron por 4-2. Jugó 5 minutos a los 41 años y 252 días.
San Antonio también se cruzó en el camino de Herb Williams, suplente de Patrick Ewing en los Knicks. Su último encuentro en la NBA fue el 25 de junio de 1999, cuando los Spurs conquistaron su primer título gracias al 78-77 con el que en el Madison Square Garden aseguraron por 4-1 la final. Tenía 41 años y 129 días.
Charles Jones, campeón con los Rockets en 1995, sigue en la lista porque el 3 de mayo de 1998 disputó su último partido en la NBA a los 41 años y 30 días. Jugó cuatro minutos en el 84-70 con el que Utah eliminó 3-2 a Houston en la primera ronda del Oeste.
Y Karl Malone se despidió de su carrera exitosa, más allá de no poder ganar un anillo, cuando el 13 de junio de 2004, a los 40 años y 325 días, anotó 2 puntos para los Lakers en la derrota por 88-80 ante Detroit, que dos días después conquistarían el título con un 4-1 en la serie.
Bob Cousy jugó y Vince Carter juega con mayor edad que Manu, pero no disputaron playoffs a la edad del argentino. Y menos que menos lo hizo Nat Hickey, el pícaro entrenador de Providence Steamrollers, que a dos días de cumplir 46 años decidió jugar un partido para su equipo. Fue el 28 de enero de 1948 y anotó dos puntos.
Ahí va Emanuel Ginóbili hacia sus decimoquintos playoffs. Será el escolta más veterano en jugarlos en la historia de la NBA. Viejo es el viento… y todavía sopla.
CLARIN

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores