Placeres exclusivos en Bal Harbour

Abril 6, 2014

0

por Por Liz Valotta
Al norte de Miami Beach, sobre el océano Atlántico, la pequeña villa de Bal Harbour se ha desarrollado desde sus orígenes como un verdadero paraíso de lujo y glamour. Mucho tiene que ver con esa identidad el emblemático Bal Harbour Shops, creado en 1965 como un innovador concepto de mall al aire libre. Pero la exclusividad y la atención personalizada en cada detalle prosigue en los hoteles, spas, tiendas y restaurantes que se extienden sobre unos 2,5 kilómetros cuadrados bordeados por el mar y atravesados por la avenida Collins. Hasta en las calles y los paseos públicos, todo tiende a sostenerse en el punto de la perfección.
El encanto que genera este destino lo mantiene en la cima del mercado de lujo regional. Basta recordar que en 2013 la recaudación impositiva proveniente del turismo superó en 53% a la del año anterior. Mientras tanto las propiedades tienen los costos más altos del estado de La Florida y el Bal Harbour Shops se sigue jactando de generar los mayores ingresos por metro cuadrado de los Estados Unidos.

Experiencias
Bal Harbour Shops cuenta con la mayor concentración de tiendas de diseño en el país y más de cien de las mejores marcas del mundo, además de ser un punto de confluencia para joyerías y relojerías del mayor prestigio internacional. Pero este mall no es simplemente un paseo de compras; recorrerlo implica una experiencia distinta, relajada, que no deja de sorprender mientras se camina a través de dos plantas de boutiques y cafés con palmeras, fuentes y peces koi.
Se trata también de un buen lugar para tomarle el pulso al mercado del lujo. The Bal Harbour Shops terminó el año superando en un 7,2% las ventas sobre el año anterior, y durante 2013 le ha dado la bienvenida a TheWebster Bal Harbour, Akris y Lalique, mientras que tiendas existentes como Prada, Dolce&Gabanna y Loro Piana expandieron sus locales. A su vez, “las tiendas multimarcas Neiman Marcus y Saks Fifth Avenue tuvieron un crecimiento de dos dígitos, y algunos restaurantes vieron incrementar su facturación un 35%”, según Matthew Whitman Lazenby, presidente & CEO de Whitman FamilyDevelopment, propietarios de Bal Harbour Shops.
En cuanto a proyectos en marcha, para octubre próximo se prevé la apertura del restaurante The Grill, que contará con un local de 594 metros cuadrados en el segundo piso del mall. The Grill se sumará a una oferta que hoy incluye restaurantes como Carpaccio, de cocina italiana; Makoto, japonesa moderna, y La Gouleu, un encantador bistró francés.
A la hora de recorrer vidrieras, no faltan marcas de diseñadores de la talla de Chanel, Giorgio Armani, Valentino, Chloe, Carolina Herrera, Hermes, Mark Jacobs, Oscar de la Renta, Ralph Lauren e Yves Saint Laurent. En calzados se destacan Cesare Paciotti, Jimmy Choo, Roger Vivier, Sergio Rossi y Tod’s, mientras que Bvlgari, Chopard, David Yurman, Piaget, Tiffany& Co. y Van Cleef and Arpels marcan la presencia de la alta joyería.

Hoteles y sabores
A orillas del mar, esta localidad ofrece una variedad de hoteles entre las que sobresalen algunos convertidos en verdaderos íconos. El St. Regis Bal Harbour Resort, un cinco estrellas-cinco diamantes inaugurado en febrero de 2012, tiene 243 habitaciones con balcón acristalado y ventanales del piso al techo, acceso a la playa y toda una serie de prestaciones que bien pueden imaginarse, considerando que es el hotel más caro de la costa este de los Estados Unidos.
Otro referente de la zona es One Bal Harbour Resort and Spa, donde palmeras, aguas turquesas y un servicio altamente personalizado se combinan con arte y tecnología, sumando las propuestas de un spa único con espacios interiores y exteriores frente al mar que suman más de 900 metros cuadrados. No menos reconocimiento merecen hoteles como el boutique hotel Quarzo y el icónico Sea View Hotel.
Por supuesto, el nivel de la oferta gastronómica se mantiene en sintonía con la identidad del lugar. Si hay tiempo para conocer los mejores restaurantes de Bal Harbour, sin duda la agenda de reservas deberá incluir la cocina del legendario chef Jean-Georges Vongerichten con su J&G Grill, en el St. Regis Bal Harbour, el afamado restaurante Makoto, en el mall, y la moderna cocina americana de Mr. Collins en One Bal Harbour Resort & Spa; tres lugares para probar y recordar los placeres de una experiencia gastronómica única.
EL CRONISTA

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores