El arte y la tradición gauchesca desensillan en el corazón del Vaticano

Junio 3, 2013

0

Por Elisabetta Piqué
Mates de plata, rebenques, monturas, espuelas, estribos, cabezadas, ponchos, matras, fajas, cuchillos; grabados, pinturas, cuadros, fotos antiguas y contemporáneas, antiguos ex votos con motivos rurales. Para develar una figura poco conocida en estos lares, el gaucho, todo esto puede admirarse desde el 17 de mayo en una muestra que se inauguró en el Vaticano, nuevo hogar de Francisco desde que fue elegido, el 13 de marzo pasado.
Aunque se ha vuelto una suerte de homenaje al papa llegado desde el fin del mundo, la exhibición Argentina, el Gaucho, Tradición, Arte y Fe, en verdad comenzó a ser ideada un año atrás en Buenos Aires por Artifex Argentina, la misma empresa que organizó la exitosa muestra Meraviglie delle Marche que se expuso en el Museo Nacional de Arte Decorativo.
Entonces, al trabajar en el proyecto gauchesco, nadie se esperaba la renuncia de Benedicto XVI, que ocurrió en febrero pasado, y, menos aún, que su sucesor fuera el arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.
“Esto fue organizado hace un año con un papa alemán… Cuando salió elegido Bergoglio, ya teníamos la propuesta aceptada por el Vaticano y confieso que, conociendo el perfil bajo del ex cardenal, tuvimos miedo de que la cancelaran para que no mostrara preferencias por su país nativo”, contó a LA NACION María Pimentel, directora de Artifex Argentina.
Las 200 obras -de las cuales 70 son de plata- presentes en la exhibición, provenientes de 20 colecciones privadas de Buenos Aires y varias provincias, pueden verse en un espacio expositivo privilegiado: el denominado Braccio di Carlo Magno, que se encuentra al final de la famosa columnata izquierda del Bernini, que enmarca la Basílica de San Pedro.
LA NACION pudo recorrer la muestra mientras su curador, Roberto Vega Andersen, experto en platería criolla, terminaba su montaje. La escenografía incluye cuatro espléndidos caballos de fibra de vidrio en tamaño natural, adornados con elegantísimas monturas, que vinieron desarmados junto al resto de las obras y cuya presencia, desde el principio, trata de catapultar al espectador a la pampa, distante miles y miles de kilómetros.
“Fue un desafío importante porque el gaucho en verdad no es un personaje religioso practicante, pero sí tiene hábitos que lo vinculan con Dios, a través de la presencia del párroco que solía ir al campo y bautizar a los niños y a casar a las parejas”, manifestó Vega Andersen.
“Aunque el vínculo de la cultura gauchesca y la espiritualidad puede verse en la ornamentación platera criolla donde, por ejemplo, es normal la presencia de ángeles en rastras, cuchillas o en el astil, es decir, la columna del mate”, agregó, mostrando objetos de este tipo presentes en la muestra.
“Trabajamos una propuesta que fuera fiel reflejo de la identidad argentina, planteando una visión distinta del gaucho como un hombre religioso, que es tan válida como las otras perspectivas respecto de este personaje constitutivo de nuestra idiosincrasia”, agregó María Pimentel, curadora de la parte fotográfica.
Por medio de imágenes que retratan a gauchos inmersos en paisajes que van de la pampa a la Patagonia, ésta cuenta con magníficas obras de fotógrafos contemporáneos como Javier y Juan Pablo Pereda, miembros de una familia tradicional rural, Lucio Boschi, Daniel Sempé, Jasmine Rossi y Celine Frers.
La exhibición -que es gratuita y durará hasta el 16 de junio en el Vaticano- está dividida en secciones. El personaje del gaucho, su mujer, el hábitat, la diversión, el caballo y la fe, develados por medio de objetos tradicionales, textiles, grabados, pinturas e imágenes que muestran la devoción también presentes en procesiones a caballo, por ejemplo al santuario de Luján.
Además, puede verse un video en blanco y negro del Congreso Eucarístico de 1934 en Buenos Aires, del que participó el cardenal Eugenio Pacelli, que se convertiría en el papa Pío XII, y se recuerda especialmente al sacerdote José Gabriel del Rosario Brochero, “el cura gaucho”, que será beatificado este año.
“Francisco por supuesto está invitado y ojalá venga”, dijo Enrique Blaskley, presidente de Hope Funds, compañía de inversiones argentina que patrocina la muestra. Al hablar del objetivo de la muestra explicó: “Es poder mostrar la cultura nuestra, nuestra identidad argentina, a través del gaucho, en un lugar por el cual pasan miles de personas de todo el mundo”.
LA NACION

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores