Día del Trabajador del Turf: unidos construimos una nueva propuesta

mayo 23, 2013

0

Por Carlos Felice
La actividad del turf en nuestro país es una actividad que naturalmente tiende al atraso. Que tiende a preservar con dedicación y esmero anquilosadas estructuras (y por estructuras entendemos todo aquello que vertebra a un sector económico: lógicas de negocio, de distribución de la ganancia, de organización, laborales, pero también culturales y de pensamiento) que inclusive la economía y la sociedad en general en Argentina dejaron atrás.
Tal vez porque nació como una actividad “de los reyes” y porque luego se organizó a través de instituciones nunca particularmente progresistas como los jockey clubes. O tal vez porque cuando pasó la época dorada del turf y desapareció el pueblo, lo que quedó fue solo, eso: una elite dominante sentada sobre la devastación.
Y lo que esta elite pudo sostener, antes que al turf –en donde evidentemente fracasó- fue el pensamiento y la cultura de aquella época, casi sin cambios. Y así conservó organizadas las mermadas fuerzas productivas y relaciones de producción. Y así armó la jugada con alfiles funcionales a este orden.
En la Argentina del siglo XXI, a eso le decimos el “relato”. Ese relato que sigue reproduciéndose infinitamente y, lo que es peor: que está fundido en las mentalidades.
Así que esto es lo que vimos hace unos años: que el turf es una actividad impregnada del relato único que dice que las cosas son como son (salvo cuando se necesiten cambios de “forma” orientados a justificar el “fondo” evidente de que no hay actividad del turf sino, a veces, slots). Y nos encontramos con que estábamos nosotros y ellos. Ellos eran los conservadores del relato y nosotros éramos los que empezamos a ver que no queríamos seguir aceptando el orden imperante para el turf.
Nosotros sentimos y pensamos que hay que desarmar ese relato. Poner casi todo en cuestión, barajar y dar de nuevo para preguntarnos si está bien el reparto de ganancias y si está bien que dominen quienes dominan.
E hicimos. Hicimos muchísimo. Sólo mencionamos aquí tres hechos de una larguísima lista: la primera es que le dimos a los trabajadores de la actividad de las provincias un Convenio Colectivo de Trabajo para erigirlo como arma de mejora objetiva de las condiciones laborales; la segunda es que hace años pergeñamos e hicimos realidad la Copa UTTA como estrategia de difusión, de visualización, de inclusión; la tercera es que con la bandera “hipódromos abiertos”, los trabajadores hicimos propia la concesión de un hipódromo de Santa Fe que había cerrado sus puertas para defender los puestos de trabajo de cientos de familias.
¿Qué queremos decirle a la sociedad del turf con nuestras acciones? Que estamos de pie. No nos resignamos, tenemos capacidad e ideas, estamos dispuestos a dar muchas más batallas por el sostenimiento de la actividad y por desarmar un orden inequitativo para construir, con los hombres y mujeres de bien del turf argentino, una propuesta nueva.
Esta es la Unión de Trabajadores del Turf y Afines y “nosotros” somos los trabajadores del turf encolumnados en UTTA, pero somos también toda la patria grande hípica y muchos otros más a quienes persuadimos de que hay que cambiar, aunque más no sea como un gesto de supervivencia. Estamos más despiertos que nunca ¡Feliz día del trabajador del turf!

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores