Advierten que la mayor cantidad de dinero en circulación aumenta el riesgo de contraer gripe

marzo 11, 2013

0

gripe-prevenir-668x400x80xX

Por Martín Burbridge
Ahora que el verano está llegando a su fin y comienzan los primeros días de lluvias con bajas de temperaturas, es lógico que todos vuelvan a prestar atención a los resfríos y a tratar de evitar caer en cama por una gripe. Si bien las recomendaciones más usuales tienen que ver con no estar en contacto con personas enfermas o que puedan contagiar, también hay que tener cuidado con las manijas de las puertas, los pasamanos en los colectivos, trenes y subtes… y los billetes de pesos.
De acuerdo con un estudio realizado por investigadores suizos, el dinero podría llegar a ser un agente transmisor de los virus, los cuales permanecerían hasta 17 días activos sobre la superficie de los billetes. Y si se agrega a esto que en la Argentina hay cada vez más pesos circulando, hecho que habría impulsado la velocidad de circulación monetaria, es decir que cada persona entre en contacto con más billetes cada día, podría crecer el riesgo de contagio a través del dinero, si bien nunca sería tan significativo como para generar una psicosis y tener que dejar de usarlo en su formato de papel.
Sin embargo, el estudio realizado en 2008 (y publicado en la revista especializada “Applied and Environmental Microbiology”) por un equipo de médicos infectólogos de varios hospitales de Ginebra fue hecho a pedido de un banco suizo, preocupado por el riesgo de que se expandiera una epidemia a través del dinero en caso de aparición de un virus inédito. Vale recordar que en ese momento había surgido con fuerza la gripe A (o virus H1N1) y el temor de que se desatara una pandemia a nivel mundial era grande.
El equipo de médicos dirigido por el Doctor Yves Thomas utilizó para su experimento billetes usados de diferentes denominaciones provistos por la entidad, a los que se les aplicó distintas cepas de virus de la gripe conservados en laboratorio, en dosis que fueron variando. Estos billetes contaminados fueron secados a temperatura y humedad ambientes, para recrear el camino más habitual que puede seguir un virus adherido a la plata. Los primeros resultados mostraron que a medida que el virus estaba más concentrado, su supervivencia crecía, si bien nunca pasaba de 3 días.
Pero cuando las cepas de estos virus eran mezcladas con secreciones humanas (moco y saliva, en buen romance) y se aplicaban a los billetes, podían llegar a vivir hasta dos semanas y media. Por supuesto, estas pruebas fueron hechas en condiciones ideales de laboratorio, por lo que cuando se repitió el experimento al aire libre, los resultados no fueron tan impresionantes. Sin embargo, el estudio recomendó no dejar de tener en cuenta que un virus puede llegar a mantenerse activo tanto tiempo en un billete. “Esta estabilidad inesperada del virus sugiere que este tipo de soporte inerte no biológico (léase el billete, N.del R.) no puede ser totalmente ignorada en la generación de una pandemia. Teóricamente, el virus podría infectar aquellas personas que toquen los billetes contaminados y luego coloquen sus dedos en contacto con las mucosas superiores (nariz y boca)”, afirmó el Dr.Thomas. De todas formas, los investigadores reconocieron que el nivel de contagio a través del dinero podría ser mayor en la medida en que los niveles de temperatura y humedad fueran los adecuados (el virus vive más con una dosis media de humedad y temperaturas menores a los 10C, típicas del invierno).
Este estudio, realizado en un país como Suiza, donde la cantidad de dinero en poder del público es relativamente estable, tendría menos implicancias para la salud de la gente que en la Argentina.
En una economía con una base monetaria estable, la proporción de billetes que se depositan o atesoran es mucho mayor que en nuestro país, donde de acuerdo con datos del Banco Central, durante 2012 la cantidad de billetes en circulación aumentó en 500 millones de unidades, de un total de 3.500 millones de billetes circulando (6 de cada 10 billetes son de 100 pesos). Si se toman datos más actuales del BCRA, la parte de la base monetaria constituida por los billetes en poder del público (es decir no depositados en bancos) creció casi un 40% entre febrero de 2012 y febrero de 2013, medido esta vez por la suma total del valor de los papeles en poder del público (constituyen casi el 90% del monto total de dinero en circulación).
A nadie escapa que esta política monetaria ultra expansiva de los últimos años ha sido llevada adelante por el BCRA para contrarrestar el impacto inflacionario y abastecer la demanda creciente de pesos por parte de la gente para destinar al consumo. Pero desde que el precio del dólar blue comenzó a dispararse respecto del tipo de cambio oficial a principios de 2013, son más los analistas que piensan que la situación podría estar cambiando. “Creo que ahora hay algunas evidencias intuitivas que demuestran un aumento de la velocidad de circulación o, lo que es lo mismo, una caída en la demanda de dinero”, afirmó en una entrevista Javier González Fraga, ex presidente del Banco Central, como explicación del mayor interés por desprenderse más rápido de los pesos para comprar dólares.
A pesar de que pueda estar aumentando la cantidad de billetes que cada uno toca por día, es bien sabido que los papeles tienen gérmenes y bacterias, aparte de la posibilidad de estar contaminados con virus. Y que el mayor riesgo lo sufren aquellos que trabajan contando dinero, como los cajeros de bancos o supermercados, los cambistas y los comerciantes. En todos estos casos, lo más recomendable es lavarse regularmente las manos o usar guantes, o incluso barbijos para quienes tengan que mirar los billetes de cerca. Y para aquellos que se sientan bastante paranoicos, tal vez sea un buen momento para pasarse a la banca electrónica.
EL CRONISTA

Carlos Felice

Carlos Felice es abogado, político y dirigente sindical. Es el Secretario General de la Unión de Trabajadores del Turf y Afines (UTTA) y también Presidente de la Obra Social del Personal de la Actividad del Turf (OSPAT). Impulsor reconocido de la restauración de la actividad del turf a nivel nacional, extiende su promoción a todo el territorio argentino reivindicando condiciones más justas para todos los trabajadores de la actividad.

http://www.carlosfelice.com.ar

Posts Más Comentados

Perfil de grandes caballos: Dr. Fager

A.P. Indy: perfil de un gigante genético

Turf: esperando un domingo de película

Twitter Feed

Suscripción por correo electrónico

Escribí tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir por correo notificaciones de nuevas entradas.

Únete a otros 2.760 seguidores